Mis redes

CORREO: contacto@aydeelizarazo.com

 > Noticias  > Columnas de opinión  > Armenia, 130 años

Armenia, 130 años

Este 14 de octubre, la capital del Quindío llega a sus 130 años. La ciudad ha soportado en la última década, especialmente, la indiferencia y falta de amor de quienes son sus descendientes. Es la oportunidad para demostrar un real civismo y participar en el resurgimiento de nuestro bello municipio.

Ha pasado una semana de celebraciones, conciertos, desfiles tradicionales y de fiesta, en la que muchos han recalcado en su civismo y amor por Armenia, capital del Quindío, que este 14 de octubre llega a sus 130 años de vida.

Sin ignorar lo acaecido, no es necesario reiterar en el ya moribundo cuatrenio, periodo en el que el municipio y su administración ha soportado una infortunada crisis, por la cual las autoridades y la justicia ya se han pronunciado con diversas investigaciones y sentencias.

No obstante, los habitantes de Armenia, debido a dicha incertidumbre administrativa e inseguridad jurídica, hemos experimentado una crisis de la que solo podemos salir con la participación activa como sociedad y desde las diversas esferas en las que nos desenvolvemos como integrantes de un colectivo que hoy reclama cambios, transformaciones, honestidad y transparencia.

Las grandes oportunidades de Armenia como destino de inversiones y de desarrollo económico se han visto diluidas a raíz de la situación política y social que se ha vivido, empero quedarnos en la acera de la lamentación y las quejas sería para algunos la mejor opción, dejando de lado una posición más responsable como individuos, la cual es la de aportar y participar en la toma de decisiones y en las acciones que coadyuven a redireccionar el camino para bien de todos.

Ciudad con altas cifras de desempleo, con rezago en cumplimiento de metas económicas, con parálisis en obras de envergadura y con crecientes flagelos sociales, entre ellos consumo de sustancias sicoactivas, violencia intrafamiliar, suicidios y otros, han opacado las innegables potencialidades de una urbe que intenta consolidarse como destino turístico y de convenciones, atractiva para los inversionistas dadas sus ventajas competitivas como despensa agrícola y pecuaria, Zona Franca, aeropuerto El Edén, Túnel de La Línea, y sus destacados avances en materia de bienes y servicios, atributos que contribuirían a mejorar las condiciones de vida de sus habitantes.

Es por ello, que en este aniversario 130 de Armenia, quiero hacer un llamado respetuoso a mis conciudadanos para que consideremos el civismo, como opción para ayudar a que la capital salga de una vez por todas de esta infortunada coyuntura.

No podemos, como armenios, desaprovechar las ventajas competitivas que posee la capital quindiana, que ha sido ejemplo de tenacidad y de resurgimiento, como lo mostrado luego del sismo de 1999, y que ha sido catalogada como una excelente opción de inversión.

Desde varias latitudes del país y del mundo miran hacia Armenia. Sus oportunidades en matería geográfica, económica, clima y de desarrollo son valoradas por quienes consideran que la calidad de vida es el mayor potencial que tiene la denominada Ciudad Milagro.

Es por tanto, que a pocos días de las elecciones regionales, es imperioso que los aspirantes a los cargos públicos tengan claro en sus agendas dichas potencialidades de una ciudad que merece ser direccionada con principios y valores para subsanar la problemática socio-económica que padece, a través de generación de empleo digno, emprendimiento y formalización laboral.

Academia, dirigencia, gobernantes, gremios, ciudadanía en general, que en esta oportunidad, seamos los armenios quienes le recompensemos a nuestra ciudad por tantas alegrías otorgadas. ¡Feliz cumpleaños, Armenia!

Post A Comment